domingo, 2 de septiembre de 2012

LA LUCHA POR LA VIDA


          Esta es una entrada, pero realmente son tres los libros. Es la trilogía de Pío Baroja, “La lucha por la vida”, que comprende tres libros: La busca, Mala hierba y Aurora Roja, en los que se narra la historia de Manuel Alcázar por sobrevivir, sus idas y venidas, sus grandezas y sus miserias y las de las personas que le rodean.
Pinchando en la imagen, conocerás algo más de esta trilogía
         Con esta trilogía he descubierto a Don Pío Baroja… este gran escritor de la Generación del 98 que tuvimos que estudiar en la Literatura de 2º de BUP, aunque él siempre negaba que existiera dicha corriente literaria. Me parece mentira que después de 56 años de su muerte, y de 140 años desde su nacimiento haya descubierto a este grandioso escritor.  Cuando lo estudiaba en el colegio siempre sentía gran atracción por sus libros y gracias al e-book he conseguido por fin, leer algo suyo, y espero y supongo que no será lo último.
Y aquí conocerás algo más del autor
          Y con su literatura he descubierto su biografía. Quizá este gran hombre lo hubiera sido más si hubiera encontrado una compañera de su altura intelectual, si a las mujeres no se les hubiera negado la educación en los años finales del siglo XIX.
           Me ha impactado el hecho de que fuera antitaurino en pleno siglo XIX.
       Su simpatía con el anarquismo queda patente en el tercer libro, “Aurora Roja”… aunque no se signifique como anarquista, sino sólo como hombre de izquierdas preocupado por los niños y las mujeres… y por los anarquistas, pero no anarquistas radicales, sino anarquistas románticos… como Juan, el hermano de Manuel en el último libro de la trilogía.
       Me ha sorprendido mucho este escritor y ésta trilogía. Creo que escribía y describía con gran maestría… pero sobre todo me ha encantado su descripción del Madrid de finales del siglo XIX, de la miseria, de la pobreza (que también se trata en la trilogía de Arturo Barea, “La forja de un rebelde”).
Madrid en 1902
          Describe perfectamente las condiciones de vida a finales del siglo XIX y refleja la sociedad española de esa época, dejando un fondo de tristeza y de desesperanza, viendo las penurias que pasaba la población para subsistir, y los actos de injusticia y de desprotección ante los más débiles. Los problemas que podían tener los obreros cuando enfermaban, las condiciones de vida insalubres, la falta de derechos y oportunidades de las personas… leyendo esto se entienden los enfrentamientos previos a la instauración de la II República, y los problemas que llevaron a la Guerra Civil.
         Ahora con tantos recortes sociales, me doy cuenta realmente de los avances de los trabajadores a lo largo del siglo XX. Espero de todo corazón que no se produzca un retroceso en estas condiciones, porque lo que hoy nos parece que es lo más normal del mundo y que son derechos inherentes a cualquier persona no lo eran hace tan sólo 100 años y da miedo que nos quieran ir quitando los derechos a golpe de decreto.
            Me ha gustado también porque la obra me ha llevado a reflexionar sobre la época en la que vivieron mis bisabuelos. Personajes de su época…que tal vez fueron golfos en algún momento de sus vidas, y que lo pasarían canutas… pero que con su esfuerzo y sacrificio salieron adelante.
Chapeau… don Pío. Lástima no haberte conocido antes.

2 comentarios:

Angelillo dijo...

Yo descubrí a Baroja cuando estaba en Holanda. me devoré la trilogía, Zalacaín, El árbol de la Ciencia y alguno más. Más que las descripciones (para eso me quedo con otros) el lenguaje me parecía sumamente vivo, y la narración rapidísima. Y sí, comparto contigo que es necesario releer el realismo del siglo XIX y el 98 para saber de dónde venimos y qué es lo que hemos alcanzado... para intentar no perderlo.
Me encanta tu blog!

Angel

Concha dijo...

Me gusta que te guste, Ángel. Espero que nos veamos pronto.