viernes, 30 de noviembre de 2012

OLIVER TWIST (Versión reducida)


          Siguiendo con mi reto de Charles Dickens decidí ponerme “manos a la obra” con Oliver Twist. Este libro lo había leído hacía muchísimos años, en una colección que tenían mis padres. Eran unos libros pequeñitos, forrados en piel de color azul marino o rojo oscuro (éste en concreto era rojo), con letra de pulga, un montón de páginas y papel tipo biblia (como para predisponer a un niño o adolescente a leerlo)… y sin embargo, pude con él cuando tenía 13 ó 14 años. No lo recordaba muy bien, pero sí que me venía a la mente la historia triste y cruel de un huérfano al que quieren convertir en ladrón… y ahora te secuestro y ahora estás con una estupenda familia de acogida… y ahora penas y desgracias… y ahora alguna recompensa… y terminamos con un final feliz...
Conocerás más de la obra pinchando en la imagen
          Este verano había conseguido el libro por e-book y ahora me disponía a leerlo cuando me di cuenta de que la historia iba muy rápida… algo no me encajaba. Vi que en el e-book sólo había 45 páginas y entonces ya comencé a sospechar que era una versión reducida del libro… Sin embargo, lo terminé, por aquello de no dejar cosas a medias, pero sin que fuera un libro que sirviera para mi reto (también soy un poco estricta conmigo misma, ya que este es un reto que me he puesto yo solita y que no he sacado de ningún blog de libros).
          Eso sí, versión reducida y todo, es un libro, y leído está… y como tal lo reseño entre los libros leídos en este 2012, dentro de libros clásicos y de Charles Dickens… Aunque tuve que volver atrás en mi reto personal.

domingo, 11 de noviembre de 2012

NIEBLA


         Por fin terminé mi reto de Unamuno. La verdad es que estaba conseguido, pero “Como se hace una novela” me pareció algo tan corto y tan no novela, que me daba un no sé qué, no leerme algo más de este autor.
          El libro lo tenía en e-book y también conseguí una edición muy antigua al hacer el último espulgo en la biblioteca del cole.
La sinopsis de la obra en la imagen
          Lo recordaba, pues lo había leído en 2º ó 3º de BUP dentro de las lecturas obligatorias, que a mí me venían de cine para poder leer entre semana, ya que en casa no me dejaban leer más que en vacaciones primero, y luego fueron flexibilizándose y lo dejaron para los fines de semana. Pero eso de que tuviéramos que leer obligatoriamente para el colegio, lejos de ser una obligación, para mí fue una liberación, porque cuando no tenía “lecturas obligatorias” decía en casa que sí lo eran y aprovechaba. (Que diferencia con lo que pasa ahora, los padres pidiéndoles a los hijos que lean algo más).
          Pues como digo, lo leí entonces y me dejó un poso de tristeza… que se ha vuelto a repetir ayer cuando lo terminé. Es cierto que el día lleno de nubes y nieblas invitaba a la tristeza.
Me ha gustado volver a los clásicos… A veces no leemos los libros a la edad adecuada. Y no descarto seguir con Don Miguel… creo que tengo en papel y en e-book San Manuel Bueno, Mártir… y ¿Por qué no?